Experiencias en el I CONGRESO INT. EXP. CORP., TEATRO, DRAMA Y EDUCACIÓN

Entre 14 al 16 de noviembre, asistimos para conocer de primera mano las diferentes pedagogías teatrales que se llevan a cabo en Reino Unido, Canadá, Argentina, Grecia o España, al I Congreso Internacional de Expresión corporal, teatro, drama y educación que tuvo lugar en Oviedo en la Facultad de Formación y Profesorado de Educación de la Universidad.

En nuestra Asociación, Rincones y Recovecos, creemos firmemente en la importancia de las artes escénicas en la educación y en fomentar la creación de nuevos públicos para las artes escénicas, a través de la presencia permanente del teatro en las aulas, así que corrimos a inscribirnos.

 

El jueves por la mañana pudimos disfrutar de la presencia de Mónica Prendergast, que nos explicó como el campo de las artes escénicas va más allá de la presencia de actores en escena. En su libro WEB OF PERFORMANCE, An Ensemble Workbook, escrito junto a Will Weigler, desarrolla la idea de cómo todo lo que hacemos en nuestra vida cotidiana está en relación con lo performativo. Compartió con nosotros su nuevo libro accesible en al web de modo gratuito: https://onlineacademiccommunity.uvic.ca/press/books/titles/web-of-performance/

Ese mismo día, pudimos escuchar a Esther Trozzo. Fue un lujo participar en su fantástico taller donde nos enseñó cómo el uso del teatro en las aulas puede trabajar las habilidades cognitivas. Durante su conferencia nos expuso cronológicamente la trayectoria del movimiento nacional de teatro educativo en Argentina, con la divertida anécdota de una bailarina rusa que viaja destino a Santiago de Chile, quedó en Mendoza (Argentina) atrapada por las nieves, y al enamorarse de un mendozino decidió fundar en 1949 la primera escuela de teatro en Argentina.

    

A lo largo de estos casi 70 años Argentina es hoy uno de los países que más desarrolla la pedagogía teatral en sus centros escolares. Y nos expuso también como a partir del 2001 se creó la Red Profesional de Profesores DramaTiza con el objetivo de crear un discurso pedagógico común en todo el país.

Marta Katsaridou, profesora de Arte Dramático en Tesalónica (Grecia) nos introdujo en el trabajo en las aulas en uno de los barrios marginales más deprimidos económicamente d esta ciudad, donde a través lecturas literarias sobre el viaje (entendido éste como dificultad: La Tempestad de Shakespeare, A Journey In The Past de Terence Blacker, etc…) desarrolló positivamente el sentido de identidad de muchos alumnos inmigrantes que emprendieron el viaje de sus vidas al dejar sus países de origen y nos mostró cómo el trabajo con estas lecturas sirvió como reflejo de sus propias vivencias, reforzando su autoestima.

Fantásticas también fueron todas las comunicaciones que se ofrecieron al final de la mañana: el trabajo pedagógico con personas con síndrome de Down; la estimulación temprana en las aulas de 0 a 6 a través de la música y los recursos teatrales de las chicas asturianas de Concertino; o el teatro como herramienta en la Investigación Basada en las Artes que nos expuso Emilio Méndez, donde nos habló de la importancia de la dramaturgia, como herramienta en las aulas, que usa elementos artísticos y estéticos para el conocimiento, que permite adentrarse en zonas inexploradas donde ni las preguntas ni las respuestas están cerradas y permite una conversación profunda con los alumnos donde no se dan soluciones, sino que se exploran caminos. Y otras muchas ponencias a las que no pudimos asistir al ser simultáneas.

La mañana del viernes comenzamos con la ponencia de Patrice Baldwin, explicándonos por qué el teatro es un medio de aprendizaje efectivo en la escuela, y tenemos la inmensa suerte de tener traducido al español su libro El Arte dramático aplicado a la educación (https://www.edmorata.es/libros/el-arte-dramatico-aplicado-la-educacion?fbclid=IwAR22WT0PkROcrOux7RejpkYJZFk_a8k_3HNRSDkU03JFUVwO1e-TDUB0Thg) Durante la tarde, Patrice, desarrolló un taller donde se evidenciaron diferentes estrategias dramáticas para desarrollar otros tipos de pensamiento y lenguaje gracias a las artes escénicas.

Le siguió Koldo Vio, maestro de Teatro en la Escuela de Teatro Nacional del Norte de Grecia, que puso en valor la importancia del humor como valor y herramienta en el teatro y en la educación. Y nos recomendó tener un “wifi emocional en positivo” que nos conecte con las personas en buena sintonía. “Crear humor para combinar mundos e ideas diferentes y crear nuevos horizontes”. Tomamos nota también de su libro: El humor en el aula: estrategias educativas.

Y para terminar el ciclo de conferencias, Tomás Motos, Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación que ha escrito más de 30 libros y muchos artículos sobre didáctica de la dramatización, nos ofreció su ponencia sobre los beneficios que tiene el teatro para el desarrollo positivo en la adolescencia. La visión del Sr. Motos no sólo se sitúa en un marco teórico, sino que teniendo el privilegio de poder asistir durante dos tardes a su taller, hemos podido constatar cómo las dinámicas de dramatización son una herramienta valiosísima para fomentar valores como la autoestima, la cohesión del grupo, combatir el absentismo escolar, o fomentar nuevas maneras de pensar y de relacionarnos.

Las comunicaciones del viernes resultaron igual de interesantes: Cómo una clase de acrosport en educación física puede llevar a los alumnos de un colegio de Pamplona a hacer teatro musical en escenarios teatrales de la ciudad de la mano de Jaso Musikala ; desde Valencia Xema Palanca nos expuso cuáles son los temas, los espacios dramáticos, los tiempos o el estilo que prefieren sus alumnos cuando crean sus textos de drama; y Manel Vidal, maestro en una escuela de Sant Vicenç dels Horts, en Cataluña, nos habló de como se venía haciendo en su escuela teatro en las aulas desde los años 80. En 2014 hay un punto de inflexión que nos lleva a la situación actual donde el teatro y el drama ya no consiste en hacer una representación teatral con una hora curricular a la semana sino que apoyados por el Ayuntamiento de su ciudad, se contrata a un profesional de las artes escénicas que trabaja conjuntamente con el maestro de la escuela para generar dinámicas pedagógicas teatrales diferentes.

¿Qué motivaciones tenemos para llevar el teatro a las escuelas? Tenemos que entender que las artes escénicas tienen cabida en la legislación educativa actual y debemos aprovecharlo; es una práctica en constante evolución y mejora, por eso sabemos que debemos crear una red o unos nodos de trabajo para compartir prácticas y experiencias que puedan enriquecernos dentro de nuestro territorio; en tercer lugar, y no menos importante, el teatro ayuda a adquirir competencias básicas del desarrollo del alumno, y no podemos olvidar que se trata de una herramienta educativa relevante.

Realmente, en un mundo tan tecnológico como el que estamos viviendo, las artes escénicas no son un valor más, sino que se convierten en algo imprescindible en el aula, en nuestros trabajos y en nuestra vida en general, pues como decía al principio de este artículo en referencia a Mónica Prendergast, nuestra vida es una performance constante.

Nos quedamos con muy buen sabor de boca tras el congreso y esperamos sirva de aliciente a la creación de sinergias para acercar las artes escénicas al aula y generar nuevos públicos.

No Comments

Post A Comment